No sólo trastocaron los planes de trabajo de la mayoría de los directores técnicos, sino que también provocaron serios daños a las instalaciones y economías de varios clubes. Las fuertes e incesantes lluvias que azotaron a Buenos Aires y otras provincias, le harán pagar un alto precio al mundo del fútbol. Por caso, la cancha de Colegiales quedó totalmente anegada y hasta se vino abajo parte de una tribuna.
Al igual que gran parte de la extensión de la ciudad y provincia de Buenos Aires, muchos estadios no están preparados para hacerle frente a tanta cantidad de agua caída en tan poco margen de tiempo. Por eso, las consecuencias son lógicas y lamentables. El temporal de las últimas horas, que dejó 5 muertos, causó destrozos en varias instalaciones de clubes de fútbol.
A la enorme cantidad de problemas económicos con los que lidian las entidades, deberán sumarle los arreglos ocasionados por las lluvias, que anegaron totalmente campos de juego, inundaron vestuarios y establecimientos. Y hasta llegaron a provocar derrumbes en algunas canchas del ascenso, como en la de Colegiales, que se vio seriamente afectada.
Las imágenes mostraron al estadio como uno de waterpolo y no hubo que lamentar heridos ni fallecidos, pero una de las paredes que contiene el tejido de uno de los lados que recorre el largo del campo de juego, se vino abajo, quedando prácticamente imposibilitada de ser escenario el próximo fin de semana, con vistas al encuentro frente a San Telmo, por la Fecha 34 de la B Metropolitana.
Mientras algunos entrenadores se fastidiaron por no poder practicar con normalidad pensando en la acción que viene en el corto plazo. Pero para otros, la pérdida fue mucho peor.





Fuente: Playfutbol
Editado por Dai Almiròn
@morochha17

0 comentarios:

Publicar un comentario