El goleador del Lechero sufrió cantos racistas por parte de la hinchada de Atlanta y casi se suspende el partido.
Me voy”, parecía decir. La escena sorprendió a todo los presentes en Villa Crespo. Daniel Bazán Vera, el goleador de Tristán Suárez que estuvo de suplente ya que hace poco se recuperó de una lesión, se dirigía hacia el banco y todo se prestaba para que se iniciara el segundo tiempo del encuentro entre el líder Atlanta y el Lechero, en ese momento con el marcador 0-0. Pero desde la hinchada local comenzaron los cantos racistas contra el delantero, que tomó la decisión de retirarse del match. José Carreras, el juez del partido, lo frenó y convenció de continuar. El ST se demoró ocho minutos en comenzar, mientras la voz del estadio pedía a los simpatizantes que detuvieran los canticos. El ambiente se calmó y el choque continúo. A los 25’ el punta ingresó y la tribuna lo recibió con silbidos.
“El árbitro estuvo bien. Me hizo entender que él tiene que avisar lo que ocurría y que si los cantitos seguían iba a suspenderlo. Lo entendí”, manifestó el Indio sobre lo que pasó, y agregó: “Uno dentro de la cancha se la banca porque son las reglas del juego, pero afuera no”.
La historia de Bazán Vera y Atlanta viene de hace rato: fue fichado por el club para la temporada 01/02, en un equipo que pintaba para grandes cosas y decepcionó. El Indio estuvo medio campeonato (dos tantos en 12 encuentros) y en el duelo entre Almirante y el Bohemio (1-0) de esa temporada estuvo en la tribuna de La Fragata. “Me hubiera gustado que en este club hubiera ido todo mejor. Fue el único lugar en el cual me fue mal”, contó en la salida de vestuario, lugar donde recibió insultos por periodistas partidarios del dueño de casa y la Policía actuó para que no pasara a mayores. “Veré cómo sigue todo esto, si hago alguna denuncia. Hay videos con las canciones. No es justo cuando les cantan, pero tampoco es que lo hagan ellos”, cerró.





Fuente: Olé
Editado por Dai Almirón
@morochha17

0 comentarios:

Publicar un comentario