Las fuertes lluvias hicieron destrozos en Munro, el estadio del Tricolor no fue la excepción.
La cancha de Colegiales sufrió el paso del fuerte temporal de hoy durante la madrugada. El club sufrió la inundación de todas sus instalaciones (buffet, cancha de baby futbol, utilería, gimnasio y otros sectores del club), también se cayó el portón de entrada a la platea y lo peor fue la caída de la pared y del alambrado de la tribuna de la calle Natalio Querido.
En la tarde de hoy se comenzó con la limpieza del club, la idea es que si no continúan las lluvias; comenzar a sacar el alambrado y la pared derrumbada para tener la posibilidad de jugar de local el próximo sábado 15.30 horas con San Telmo, con este sector del estadio inhabilitado.
El plantel profesional hoy no pudo entrenar, lo hará mañana en el Lasalle de San Martin.




Fuente: MundoAscenso
Editado por Dai Almiròn
@morochha17

0 comentarios:

Publicar un comentario